Oración 26N – De tal madre tales hijos

Entrada

SANTA MARÍA DE LA ESPERANZA
MANTÉN EL RITMO DE NUESTRA ESPERA,
MANTÉN EL RITMO DE NUESTRA ESPERA.

1. Nos diste al esperado de los tiempos
mil veces prometido en los profetas
y nosotros de nuevo deseamos
que vuelva a repetirnos sus promesas.

2. Brillaste como aurora del gran día,
plantaba Dios su tienda en nuestro suelo,
y nosotros soñamos con su vuelta,
queremos la llegada de su Reino.

3. Viviste con la cruz de la esperanza
tensando en el amor la larga espera
y nosotros buscamos con los hombres
el nuevo amanecer de nuestra tierra.

4. Esperaste cuando todos vacilaban
el triunfo de Jesús sobre la muerte
y nosotros esperamos que su vida
anime nuestro mundo para siempre.

(puedes escucharla aquí🙂

Salmo 63

Solo en Dios descansa mi alma,
porque de él viene mi salvación;
solo él es mi roca y mi salvación,
mi alcázar: no vacilaré.

¿Hasta cuándo arremeteréis contra un hombre
todos juntos, para derribarlo
como a una pared que cede
o a una tapia ruinosa?

Solo piensan en derribarlo de su altura,
y se complacen en la mentira:
con la boca bendicen,
con el corazón maldicen.

Descansa solo en Dios, alma mía,
porque él es mi esperanza;
solo él es mi roca y mi salvación,
mi alcázar: no vacilaré.

De Dios viene mi salvación y mi gloria,
él es mi roca firme, Dios es mi refugio.

Pueblo suyo, confiad en él,
desahogad ante él vuestro corazón:
Dios es nuestro refugio.

Los hijos de Adán no son más que un soplo,
todos los hombres, una sombra que pasa:
todos juntos en la balanza subirían
más leves que un soplo.

No confiéis en la opresión,
no pongáis ilusiones en el robo;
y aunque crezcan vuestras riquezas,
no les deis el corazón.

Dios ha dicho una cosa,
y dos cosas he escuchado:
«Que Dios tiene el poder
y el Señor tiene la gracia;
que tú pagas a cada uno
según sus obras»

Signo de la Oscuridad y la Luz

Canto: De noche iremos

De noche iremos, de noche,
que para encontrar  la fuente,
sólo la sed nos alumbra.

(lo puedes escuchar aquí)

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Tesalonicenses

Vosotros, hermanos, no vivís en la oscuridad, para que ese día os sorprenda como ladrón, pues todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. Nosotros no somos de la noche ni de las tinieblas. Así pues, no durmamos como los demás, sino permanezcamos despiertos y sobrios.

Pues los que duermen, duermen de noche, y los que se emborrachan se emborrachan de noche..

Nosotros, por el contrario, que somos del día, seamos sobrios; revistamos la coraza de la fe y de la caridad, con el yelmo de la esperanza de salvación.

Dios no nos ha destinado para la ira, sino para obtener la salvación por nuestro Señor Jesucristo, que murió por nosotros, para que, velando o durmiendo, vivamos juntos con él.

Por esto, confortaos mutuamente y edificaos los unos a los otros, como ya lo hacéis.

Reflexión de San Agustín

Mientras nos hallamos en este mundo, siempre que procuremos tener el corazón en lo alto, no nos perjudicará el caminar aquí abajo. Caminamos abajo mientras caminamos en esta carne. Al fijar nuestra esperanza en lo alto, hemos como clavado el ancla en lugar sólido, para resistir cualquier clase de olas de este mundo; no por nosotros mismos, sino por aquel en quien está clavada nuestra ancla, nuestra esperanza, puesto que quien nos dio la esperanza no nos engañará y a cambio de la esperanza nos dará la realidad. (Sermón 359A)

Si vacilas en la realidad, sé fuerte en la esperanza; si la tarea te agobia, que te levante la recompensa. (Sermón 345)

Oración de la Esperanza

(Charles Pegüy)

(Primer lector)

Lo que me asombra, dice Dios, es la esperanza, y no salgo de mi asombro.
Esta pequeña esperanza que parece una cosita de nada,
esta pequeña niña esperanza, inmortal.
La Fe es una esposa fiel,
La Caridad es una madre, una madre ardiente, toda corazón,
o quizá es una hermana mayor que es como una madre.
Y la Esperanza es una niñita de nada.

(Segundo lector)

La pequeña Esperanza avanza entre sus dos hermanas mayores
y no se la tiene en cuenta sólo a ella.
Por el camino de la salvación, por el camino carnal, por el camino
áspero de la salvación, por la ruta interminable, por la ruta
va la pequeña Esperanza entre sus dos hermanas.
Camina
entre sus dos hermanas mayores.
La que está casada.
La que es madre.
Y no se le presta atención, el pueblo cristiano sólo atiende
a las dos hermanas mayores.
La primera y la última.
Que van al más agobiado.
Al tiempo presente.
Al instante momentáneo que pasa.

(tercer lector)

El pueblo cristiano no ve más que a las dos hermanas mayores,
sólo mira a las dos hermanas mayores.
La que está a la derecha y la que está a la izquierda.
Casi no ve a la que está en medio.
La pequeña, la que va aún a la escuela.
Y que camina.
Perdida entre las faldas de sus hermanas.
El pueblo cree de buena gana que son las dos mayores
las que llevan de la mano a la pequeña.
En el medio.
Entre las dos.
Para que haga el camino áspero de la salvación.
Los ciegos no ven que es al contrario.
Que es ella, la que está en medio, la que lleva a sus hermanas mayores.
Y que sin ella no serían nada.
Porque son dos mujeres ya envejecidas.
Dos mujeres de cierta edad.
Arrugadas por la vida.
Es ella, la pequeña, la que arrastra todo.

 

Canto Final

María mírame, María mírame
Si tú me miras, Él también me mirará

Madre mía mírame, de la mano llévame
Muy cerca de Él
Que ahí me quiero quedar.

María cúbreme con tu manto
Que tengo miedo, no sé rezar
Que por tus ojos misericordiosos
Tendré la fuerza, tendré la paz.

María mírame, María mírame
Si tú me miras, Él también me mirará
Madre mía mírame, de la mano llévame
Muy cerca de Él
Que ahí me quiero quedar.

Madre consuélame de mis penas
Es que no quiero, ofenderle más
Que por tus ojos misericordiosos
Quiero ir al cielo… ¡y verlos ya!

María mírame, María mírame
Si tú me miras, Él también me mirará
Madre mía mírame, de la mano llévame
Muy cerca de Él
Que ahí me quiero quedar.

María mírame, María mírame
Si tú me miras, Él también me mirará
Madre mía mírame, de la mano llévame
Muy cerca de Él
Que ahí me quiero quedar.

En tus brazos quiero, descansar.

(puedes escucharla aquí🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *